Fecha Nº 04 (2012)

Mafia en la AFC y nacen los Gallagher del Fulbito

¡El regreso de Mariox a las canchas! Y su último partido bajo la década de los veintitantos. Así es, pronto se convertirá en otro veterano más del plantel y pasa a tener treinta pirulines. Ahora será un boludo pero con algo de experiencia. Demostró que con tres cuartos de uña la magia está intacta: dos golazos (uno Messiánico llevándose la pelota desde abajo, rebote afortunado en la gadorcha y alta gambeta al arquero para definir con el arco solo; el otro matando la bocha con el pecho de espaldas al arco, luego media vuelta y acomodándola suave, abajo, al otro palo del arquero).

El Gayfrico no puede hacer la vista gorda (salvo las veces que miramos a tu vieja en las fotos de las vacaciones): tenemos que denunciar que se está ejecutando una sucia maniobra para tirar abajo el talento y la habilidad de Juanchi: los viernes a la noche un par de jugadores lo envician hasta altas horas de la madrugada en una larga maratón de Playstation y Pro Evolution Soccer, para que finalmente este jugador se duerma a eso de las siete de la mañana y no vaya bien descansado a la cancha. Parece mentira pero es así. A lo largo de la historia todos los talentosos tuvieron su punto débil: Ortega con el alcohol, Maradona con la droga, Pelé con los pibes y ahora Juanchi con la PS3. Al parecer, nadie elevó ninguna queja al Comité Interdisciplinario de la AFC, por lo que se sospecha que esta mafiosa maniobra habría sido ejecutada por algún importante dirigente de la Institución. Ni Mariano Grondona ni Gonzalo Havelange quisieron dar declaraciones. ¿Mano Negra en la AFC? ¿O Manu Chao?

Este bajo rendimiento de Juanchi fue fundamental para que su equipo no pudiera alzarse con la victoria (o al menos soñar con un empate) y así terminó cayendo por dos goles de diferencia frente al equipo comandado por Kgon, Cherni y Javi.

Para destacar la gran actuación de Cherni (hizo varios golazos y asistió como los dioses a sus compañeros de equipo) y las peleas constantes entre Tito y su hermano. Se peleaban en cualquier jugada, no importaba si era un córner, un lateral o si ni siquiera la pelota estaba en juego. Las discusiones recordaban a las peleas entre los famosos hermanos Gallagher del grupo musical británico “Oasis”, por lo que a partir de esta fecha se los recordará con tal apodo: “Los Gallagher del Fulbito Catastrófico” (todavía quedan vacantes para “Los Hermanos Korioto” y los “Barros Schelotto”).

En fin, lo rescatable es que se volvió a jugar tras dos fechas suspendidas (paja general y vacaciones). Nos vemos en la próxima fecha (si es que la calor no nos derrite antes).

Compartir este artículo en:

Dejá tu comentario (Facebook)

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *