Fecha Nº 17 (2013)

A pesar de las ausencias de los históricos Kgon, Cherni y Juanchi se jugó la Fecha Nº 17 de la Temporada. Volvió Mariox luego de casi un mes de inactividad y los hermanos García (Tito & Fer) fueron los salvadores de la noche. Ano predijo Sad Soccer pero tal cosa no ocurrió. Castro se lesionó el tobillo y se suma a la desafortunada lista de lesionados. El equipo ganador (con cinco goles de ventaja y un jugdador más) terminó pidiendo la hora.

La cancha estaba rapidísima. La lluvia de la madrugada hizo estragos en el césped y todos se preguntan: ¿para qué tenemos estadio techado?. Más que el Giussepe Meaza, el nuestro es el “Josecito Meada”. Una vergüenza. Sin embargo, a pesar que todo pintaba para Sad Soccer (según Ano), la cosa no fue así y ambos equipos protagonizaron un partido digno, a pesar de las importantes ausencias de históricos y figuras del plantel como Juanchi, Kgon y Cherni.

El equipo de Ano, Jorge, Fer Spritzer, Tito y su hermano fue el más parejo en todas las líneas y fueron justos ganadores. Jorge y Fer Spritzer fueron los generadores de fútbol, Tito infalible como siempre en ataque y Fer (hno. de Tito) y Ano -a media pierna- muy bien colaborando siempre en defensa.

El equipo de Guille, Castro, Javi, Matías y Mariox fue más ganas que fútbol y les faltó claridad a la hora de la definición (todas sus llegadas eran medio no-gol). Pagaron muy caras algunas distracciones defensivas que terminaron en contragolpes letales. Y menos mal que Guille se atajó todo en varios mano a mano.

Faltando cinco minutos para el final, en una desafortunada jugada, Castro (que ya venía complicado de una rodilla) se lesionó mal el tobillo y todavía no hay un parte del cuerpo médico del plantel para saber la gravedad de la lesión. Esperemos que no sea nada y se recupere pronto.

Cuando salió Castro, el equipo 2 no se achicó y siguió jugando con uno menos. Tito, por su parte, empezó a utilizar  la Manic-Depression-Technique de Ano: quería que terminen el partido porque decía que se lo iban a empatar y hasta podían perderlo (a pesar que su equipo ganaba por una diferencia de ¡cinco goles! y tenían un jugador más en cancha, de no creer). El equipo de Javi, Mariox & cía. salió con todo a intentar el milagro en los pocos minutos que quedaban y lograron achicar la diferencia a tres. Mati casi queda estampado contra la reja en uno de los tantos desesperados intentos. Menos mal que se atajó a tiempo y quedó en la pose de Diego Torres gritando: ¡Guardia! (?).

El equipo 1 ya empezaba a pedir la hora pero las ganas de Javi, Matías, Mariox y Guille no alcanzaron: Tito terminaría sentenciando el marcador final por cuatro goles a favor de su equipo. Pero nadie olvidará que,  esa noche, el equipo con un jugador más terminó pidiendo la hora.

Compartir este artículo en:

Dejá tu comentario (Facebook)

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *