Fecha Nº 19 (2012)

El día llegó. Los rumores vuelven a instalarse en los pasillos de la AFC. El fin del invicto de las camisetas negras, tras siete partidos sin conocer la derrota (récord en la corta historia del manto sagrado). El fútbol de Juanchi, Negrinho, Kgon, Ano y Matías acabó (y con gangbang incluido) el sueño. Se vuelve a abrir el debate: ¿Es hora de confeccionar de una vez por todas el manto sagrado suplente?

No solo se terminó el invicto para las camisetas negras, si no que volvieron los problemas organizativos en el Comité de la AFC. Un mal entendido con uno de los jugadores casi provoca el regreso del tan temido y odiado SAD SOCCER. No vamos a dar nombres pero tiene apodo de un famoso cantante mexicano, su nombre empieza con C, sigue con R, sigue con I, sigue con S, sigue con T, sigue con otra I, sigue con A y termina con N. Como la adivinanza está muy difícil les damos una pista  más: generalmente juega de arquero. ¿No lo sacaron? Es el Nº 22 del Catastrófico FC. ¿Todavía no? Entonces keep sucking (?).

El capitán Kgon salió corriendo a buscarlo y esto ya provocó una demora en el comienzo del partido. Además, la pelota estaba desinflada y tuvieron que darle bomba (epa) entre Mariox y Juanchi (al fin  un sábado a la noche que se les dio a estos pibes). Aunque cabe destacar que Mariox casi rompe el inflador (la paja seguro le está sacando muchos músculos). Castro finalmente llegó (medio dormido y como que no entendía que estaba pasando) y la pelota estaba muy inflada, así que hubo que sacarle un poco de aire porque a los Mariquitas Sánchez de Thompson les dolían los deditos cuando pateaban. Mariox declaraba al respecto, al finalizar el partido:

“Estos guachos podridos no entienden nada. Yo quería que me pegaran un pelotazo para poder tatuarme la otra parte de la pelota, ya que el pelotazo en el pecho que sin querer me pegó Ano la semana pasada me quedó impregnado. Hasta hablé con un dirigente de la AFC para que le pusieran tinta china a la pelota y así poder recrear aquel pseudo-dragón que me tatuaron en la espalda cuando tuve la culebrilla allá por 1997.”

Finalmente se formaron los equipos (para algunos jugadores estaban desparejos) y se pudo jugar un fulbito “digno”. Y entre comillas lo de digno porque prácticamente fue un monólogo del equipo 1, de camisetas blancas.  No solo por el buen nivel individual que mostró cada uno de sus jugadores si no también por el bochornoso y lamentable rendimiento del equipo 2 de camisetas negras. Imprecisiones por doquier, falta de puntería al llegar al arco, desconcentrados en las marcas, en fin… flojos en todos los sectores del campo. Javi y Cherni fueron de lo mejorcito, y los que le pusieron un poco de dignidad a la cosa. Castro tuvo altibajos en el arco: sobre el final se comió un golazo de cabeza de Ano, quien lo primerió en el área grande, pero también sacó bochas importantes y le dio un espectacular pase gol (desde su propio arco) a Mariox, quien volvió a marcar de cabeza tras 284 siglos (su último gol con el marulo data del siglo XI a.C. cuando jugando para el Sportivo Fenicio FC le marcó un gol al Rey Ithbaal en el minuto 4494 del tiempo suplementario). Como dato adicional, a Rula casi le cierran la fábrica de crear pibes, debido a un pelotazo (menos mal que ya habían desinflado la pelota).

A pesar del paupérrimo nivel del equipo 2, increíblemente pudieron empatar el partido (y eso que habían estado cinco goles abajo). Pero los cinco minutos finales del partido bastaron para poner las cosas en orden: tres golazos de antología del equipo 1 (en particular uno de Negrinho que fue de PlayStation) y asunto liquidado. Un premio a la marca y al sacrificio de Matías, al despliegue de Kgon, a la calidad de Juanchi, a la velocidad de Negrinho y al oportunismo de Ano, clave en la delantera y fundamental para cerrar el partido.

Así termino otra fecha más y ya casi estamos llegando a la mitad de la temporada. La próxima fecha a disputarse el Sábado 19 de Mayo a las 20:30 hs. será la número veinte y desde la redacción de El Gayfrico esperamos que se solucionen rápidamente los problemas organizativos de la AFC.

Compartir este artículo en:

Dejá tu comentario (Facebook)

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *