Fecha Nº 29 (2012)

Flojísimo partido en la noche del Sábado 21 de Julio, donde los jugadores se cansaron de errar goles increíbles, descuidar las marcas y regalar la pelota al rival. Crecen las preocupaciones, ya que estamos pasando la mitad de la temporada y no aparecen las respuestas futbolísticas en la cancha. ¿Donde están los refuerzos que prometieron los dirigentes? Los únicos que se salvaron: Rula, Juanchi y Rudock. El resto, a seguir trabajando para revindicarse con la gente.

Hace rato que no veíamos un partido con un nivel tan flojo. Ninguno de los dos equipos pudo ponerse en ventaja hasta pasados los 15 minutos de juego (el marcador lo terminó abriendo Rula con un golazo de cabeza tras un milimétrico centro de Juanchi desde el córner).

Así y todo podemos destacar un par de golazos de cabeza: Juanchi, tras un bochazo de Mariox desde el fondo, conectó la pelota de una forma imposible (desafiando las leyes de la Física) y la bocha dio en el palo y se metió. Golazo. Unos minutos después, el equipo de camisetas blancas respondería con un gol similar con un gran gesto técnico de Kgon, agachándose y cabeceando de espaldas al arco, tras un preciso pelotazo enviado por Cherni desde el fondo.

Hubo otro gran gol de Juanchi, también tras un pase en profundidad de Mariox, pero esta vez el talentoso delantero del Catastrófico FC definió con una tremenda clase mundial recordando a aquel agónico gol de Jorge Burruchaga en la final del Mundial de México 1986 con el que selló la victoria frente a Alemania para darle a  Argentina su segunda Copa del Mundo.

El punto más alto del equipo ganador, en mi humilde opinión, fue Rula. El flamante padre de Lola (aprovechamos para felicitar a la madre Kley, ya que no lo hicimos antes) tuvo una noche soñada: firme en el fondo, anticipando cada ataque rival y asistiendo siempre con precisión ya sea saliendo desde abajo o cuando copó la mitad de la cancha. Lejos, de lo mejor que vimos de este jugador en lo que va de la temporada.

Uno que sigue tirando magia y sorprendiendo a propios y extraños es Rudock. Marcó un tremendo golazo desde la mitad de la cancha, con un potente remate que dobló los dedos de Mariox, pegó en el travesaño y cruzó la línea de gol sin ni siquiera pedir permiso. Minutos después, tiró una chilena a lo Enzo Francescoli que no terminó en gol pero dicha acrobacia fue festejada por compañeros y rivales.

La mala leche de la noche la tuvo Ano, que no pudo convertir un solo gol en todo el partido -hasta se comió uno con el arco libre-, algo extraño ya que nos tiene acostumbrados a una potente capacidad goleadora aprendida en la Academia de Goleadores de Pipo Pescador (?).

Volviendo al resultado final, debemos decir que solo se lleva la cuenta de la diferencia de goles pero según testimonios de los propios jugadores se cree que el equipo ganador no llegó a marcar más de diez goles. Ano aseguró, según los tantos convertidos por su equipo, que el resultado final fue de 9 a 6. A veces, un marcador así puede ser indicio de un partido parejo y con muy buen nivel defensivo de ambos equipos, pero les podemos asegurar que este no fue el caso. A seguir entrenando y a mejorar muchachos… ¡que el Sad Soccer no gane otra batalla!.

El dato estadístico: Mariox finalmente volvió a la victoria, la última vez que ganó el equipo donde jugó fue en la Fecha Nº 17, disputada el Sábado 28 de abril de 2012. Luego jugó siempre en contra de Juanchi y no pudo ganar ni siquiera una sola vez. Esta estadística demuestra que jugando al lado del Barrilete Cósmico hay un 90% de probabilidades de ganar.

La anécdota “Tití Fernández” del partido: Tras un despeje de Juanchi, la bocha quedó colgada en el techo de la cancha y Cherni sacó a relucir sus dotes de lanzador de jabalina (?). Sacó un palo que había al costado de la cancha y, con altísima precisión y pulso, golpeó la pelota un par de veces para que cayera nuevamente al verde césped. Se llevó la ovación de la noche.

Compartir este artículo en:

Dejá tu comentario (Facebook)

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *