Fecha Nº 31 (2011)

De Fulbito y desamores…

Primera fecha de Septiembre, mes en el que se comienzan a sentir los cambios climáticos y la tan ansiada primavera, la famosa estación del amor, se hace rogar. Esto provoca cambios hormonales en las mujeres quienes trasladan sus histéricos estados de ánimo a los pelotudos de turno, en este caso los hombres, quienes son los que terminan descargando toda la mierda que se venían aguantando en la semana en una cancha de fútbol (triste pero cierto). Claro que cada uno se toma las cosas de distinta manera, algunos prefieren pegarle de puntín y apuntarle a la cabeza del arquero rival, otros tirar patadas voladoras al mejor estilo Gato Sessa y otros simplemente se bajonean y no rinden ni un cuarto de lo que pueden jugar.

Y esto le pasó al pobre Tito. Con mal de amores y todo, se copó para venir a salvar esta fecha Nº 31 de la Temporada 2011. De antemano, mientras los jugadores hacían la entrada en calor, declaró: “O puede ser el mejor partido de mi vida o el más nefasto. Hoy no hay medias tintas para mí.”Por suerte no fue tan así. No brilló ni tampoco apestó a mofeta. Cumplió con algún que otro gol y tuvo la fortuna de estar bien acompañado por su equipo. Negrinho fue su socio ideal para aumentar el marcador, Juanchi con el talento de siempre (alto gol de cabeza tras magistral pase de Mariox desde el lateral como si lo hubiera sacado con la mano), Jorge siempre firme en la defensa y en la salida del equipo y Mariox muy preciso con los pases y aportando el gol sobre la hora que definió el marcador, saliendo a presionar al arquero rival (Rula) cuando intentaba salir jugando desde abajo.

Así quedó un solo gol de diferencia a favor del Equipo 2, aunque pudieron ser más, ya que tuvieron todos los rebotes a su favor durante todo el partido y algunas ayuditas de Rula, quien cada vez que quería sacar del arco tiraba unos amagues que se los comían hasta sus compañeros de equipo (le dio un par de regalitos a Mariox y a Juanchi que no supieron aprovechar).

Javi hizo dos golazos con su denominado “tiro del tigre oriental”, Negrinho clavó un bombazo bautizado como “el tiro Capoeira” y la pelota quedó clavada entre las rejas (la tuvieron que sacar entre tres jugadores), Kgon se la pasó haciendo “pases sodomizantes” (según la definición de Ano) y Rula tuvo que jugar con la Nº 11 de Mariox, ya que no llevó su Nº 55 titular.

La perla negra obviamente fue de Tito, que casi se convierte en el responsable del empate definitivo (cabe destacar que el Equipo 1 remontó el marcador tras estar 4 goles abajo). Cuando le tocó ir al arco, sobre el final del partido, un contragolpe lo agarró adelantado tras un gran pase de Kgon para Cherni, quien definió de primera tocando la pelota por arriba de Tito, quien no se percató nunca de la jugada porque estaba ¡¡¡DE ESPALDAS!!! a la jugada y la pelota le pasó por al lado de la oreja. Mariox, quien dejó la marca de Cherni porque pensó que era pelota del arquero Tito, se quedó atónito por la jugada y no sabía si putearlo o pedirle a Pablo que clausurara la cancha por cinco fechas.

Y en la jugada final el propio Mariox fue quien salió a presionar a Rula en la salida para hacer el gol que cerró el marcador por un gol de diferencia, salvando la ¿prestigiosa? carrera futbolística de Tito quien, cabizbajo, fue a tomarse el 182 deseando que la llegada de la estación del amor solucione su complicada situación sentimental actual. Esperemos que así sea.

Compartir este artículo en:

Dejá tu comentario (Facebook)

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *