Fecha Nº 40 (2011)

¡VOLVIÓ EL SAD SOCCER!

Cuando parecía que se había ido definitivamente de las filas de la AFC, volvió el SAD SOCCER y junto con él, regresó EL HIJO DEL VIENTO… casi salvando la convocatoria pero no pudo ser: Chico Jorge se ausentó sin previo aviso y lo que parecía la noche soñada para uno de los jugadores más mimados de la hinchada del Catastrófico FC terminó siendo una pesadilla, al menos para el equipo perdedor.

Cabe destacar que los equipos quedaron mal armados, ya que todos esperaban la llegada de Jorge aunque ya estuviera iniciado el encuentro. Es así que Rula, Beto (amigo de Rula), Cherni y Mariox tuvieron que intentar vestirse de héroes a pesar de la desventaja numérica.

Obviamente el partido se terminó definiendo en contragolpes (el arquero del Equipo 2 siempre estaba obligado a salir a jugar y eso dejaba muchos espacios) y Karter se encontró muy cómodo quedándose solo arriba, esperando que la pelota le llegue casi al lado del arco para definir la historia. Y es sabido que al hijo del viento no se le puede dejar ni un milímetro de espacio, tal como ocurría con el Piojo López en la Selección de Passarella (?).

De todas maneras fue muy digno lo del equipo de Rula y Cía. ya que siempre intentaron jugar por abajo, abriendo la cancha y buscando espacios. Hicieron varias lindas jugadas tocando y se perdieron muchos goles que podrían haber emparejado un poco el resultado final, del cual se perdió la cuenta (por eso el +84 en la diferencia) ya que una vez que el cansancio se apoderó de los jugadores debido al desgaste que les provocó el ida y vuelta, fue imposible: hasta Kgon tiraba taquitos y bicicletas aprovechando los espacios que había para jugar.

Para destacar el golazo de Beto, primer gol del Equipo 2, desde la banda derecha la cruzó y la clavó en el ángulo. Mariox se jactó de haberse llevado la marca para que ese gol pudiera concretarse, homenajeando así al Negro Enrique en el famoso gol de Diego a los ingleses en el Mundial de México ’86(?).

Compartir este artículo en:

Dejá tu comentario (Facebook)

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *